El 26 de julio y el premio Nobel de la Paz a Cuba

Tomado de jornada

Antonio Gershenson

Como en artículos anteriores, reitero, mi caso personal. Ninguno de los diagnósticos que me dieron durante tres años fue acertado, por lo que tuve que solicitar atención a la especialidad de neurología y cardiología en La Habana. Después de años con medicamentos equivocados, la mejor opción fue ponerme en manos de personal médico cubano.
Seguir leyendo El 26 de julio y el premio Nobel de la Paz a Cuba