Rechazamos las amenazas imperialistas contra Venezuela

El pasado 11 de agosto, Donald Trump profirió amenazas de invasión militar contra Venezuela. No es que esto sorprenda a nadie, pues desde el triunfo popular dirigido por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías la oligarquía continental ha probado de todo para terminar con la Revolución Bolivariana y extirpar ese ejemplo para los pueblos del mundo. Además, es un resultado previsible de la contra-revolución que se ha venido desarrollando a modo de golpe suave, según las enseñanzas de Gene Sharp, como antes lo han hecho en otros países con diversos resultados. Sin embargo, las bravuconadas del pedante Trump corroboran esto que ya se sabía, lo que genera una tensión superlativa en la región.
Ante estas amenazas imperialistas y la lamentable y vergonzosa sumisión de los malos gobiernos lacayos de México, Colombia, Brasil, Argentina y Perú, principalmente, quienes conformamos la asociación cívica Mexicanos Unidos manifestamos lo siguiente:

Reconocemos, respetamos y respaldamos al gobierno legítimamente electo de la República Bolivariana de Venezuela, sus poderes de la Unión, sus instituciones, sus acciones perfectamente legales y respetuosas de los Derechos Humanos y, especialmente, el inalienable derecho de ese digno pueblo hermano a la autodeterminación, aún corriendo el riesgo de equivocarse y tener que corregir lo que sea preciso, sin injerencia extranjera alguna.

Desconocemos la representatividad pretendida por el aprendiz Videgaray, pues no representa la voluntad ni el sentir del pueblo mexicano, sino que sigue los designios dictados por su capataz, el sr. Trump.
Rechazamos la indigna actuación de los gobiernos de Brasil, Colombia, Perú y Argentina, violadores, esos sí, como el mexicano, de los Derechos Humanos y culpables de numerosos y continuos crímenes de lesa humanidad. En el caso brasileño, ni siquiera se trata de un gobierno legítimo, sino de uno espurio producto de un golpe de estado disfrazado de legalidad. En el caso colombiano, se trata de un narco estado, como el mexicano, que desplaza, asesina, despoja, desaparece a su población y que también tiene una deuda de sangre con cuatro familias mexicanas, a las cuales les asesinó a sus hijos durante el ilegal ataque al campamento de las FARC en Sucumbíos, Ecuador. Todos ellos, sin excepción, gobiernan para los oligarcas yanquis primero y para los locales después, siempre en contra de sus pueblos. Por eso les incomoda tanto la dignidad bolivariana.

Si bien los bribones que tienen secuestradas las instituciones mexicanas han violado los principios básicos de nuestra tradicional política exterior, que en el pasado fue motivo de orgullo de nuestra Nación, el pueblo mantiene la firme convicción del respeto a la vida interna de las naciones y el repudio a toda forma de intervención.

Rechazamos las declaraciones de Donald Trump y lo conminamos a confrontar el fascismo en su propio suelo.

Al pueblo bolivariano le decimos que su lucha es la nuestra y que nos mantendremos a su lado.

Al señor presidente, compañero Nicolás Maduro Moro, el presidente obrero, nuestro fraterno abrazo y solidaridad. En nosotros tiene usted a soldados bolivarianos dispuestos a defender a Venezuela si así nos lo requiere.

La afrenta a Venezuela es una afrenta a la humanidad y a la vida misma y la asumimos como un ataque a nosotros mismos.

¡Chávez vive, la lucha sigue!

¡Váyanse al carajo, yanquis de mierda!

¡Hasta la victoria!

Asociación cívica Mexicanos Unidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *