Pronunciamiento de la asociación Mexicanos Unidos con referencia al ataque del mal gobierno en contra de la comunidad Otomí de San Francisco Xochicuautla

México, D.F. a 12 de abril de 2016
Pronunciamiento de la asociación Mexicanos Unidos con referencia al ataque del mal gobierno en contra de la comunidad Otomí de san Francisco Xochicuautla

A nuestros hermanos de la comunidad Otomí de San Francisco Xochicuautla
Al centro de derechos humanos Zeferino Ladrillero
Al Congreso Nacional Indígena
A los pueblos que resisten la ola de muerte neoliberal
A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
A la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad
A los medios de comunicación dignos
Al pueblo de México

Ayer, 11 de abril, tan solo un día después de iniciar la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio, el mal gobierno del Estado de México, servil a los intereses de empresarios carentes de todo sentido de ética, en particular Grupo Higa del corrupto Juan Armando Hinojosa Cantú, ingresó a cientos de policías estatales y maquinaria para consumar el ilegal despojo de sus casas y territorio a los habitantes de San Francisco Xochicuautla, empleando las mismas tácticas que día con día ocupa el nazismo en contra del digno pueblo palestino.

En efecto, a pesar de existir resoluciones judiciales en favor de la suspensión definitiva de la obra que construiría una carretera privada atravesando el bosque Otomí, según consta en el expediente 771/2015, el gobierno mafioso de Avila hace uso de la fuerza pública para favorecer al empresario Hinojosa, violando la misma ley que debiera defender. Estos policías, pueblo desclasado al servicio de sus explotadores, ingresaron ilegalmente a la casa del Doctor Armando García Salazar, agrediendo física, verbal y sicológicamente a su familia y expulsándolos de su domicilio, para luego derribar su hogar, ante la mirada impotente de niños y ancianos.

Hinojosa Cantú es un personaje que se ha enriquecido a la sombra del gobierno del nefasto Enrique Peña Nieto en esa entidad y que ahora es protegido por el gobierno federal usurpado por el mismo Peña, así como por diversos gobernadores, entre ellos Eruviel Avila del Estado de México. A pesar de que la obra no es de interés público, pues se trata de generar utilidades a empresarios, que afectaría a millones de personas además de la población de San Francisco Xochicuautla, por ser una zona de captación de agua que alimenta a las ciudades de México y Toluca, Peña Nieto y su camarilla está obsesionado con destruir estos bosques para obtener una ganancia rápida, sin importar su contribución al exterminio de la vida. Como es característico del gobierno fascista que impera en México, esta obra no fue sometida a los procedimientos de consulta previa, libre, informada, culturalmente adecuada y de buena fé ante las comunidades indígenas que serán o pudieran ser afectadas, como lo mandan los tratados internacionales vinculantes firmados por nuestro gobierno, en particular el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, así como la legislación internacional en materia de pueblos indígenas.

Rechazamos categóricamente el abuso de la fuerza pública y la violación continua de nuestro marco jurídico por parte de los malos gobiernos estatales y federal en perjuicio de nuestro pueblo y en favor de intereses particulares, principalmente extranjeros.

Denunciamos ante las instancias internacionales y los movimientos en defensa de la vida, tanto en México como en el mundo, las prácticas arbitrarias y mafiosas a las que recurre de manera cotidiana el mal gobierno mexicano.

Responsabilizamos a los C. Eruviel Avila Villegas, Enrique Peña Nieto, Miguel Angel Osorio Chong, Salvador Cienfuegos Zepeda y demás funcionarios públicos por las consecuencias que su actuación apartada de la ley pueda generar, de los daños físicos, materiales y sicológicos provocados a los pobladores de San Francisco Xochicuautla, así como de todos los territorios amenazados por la política apátrida de despojo y destrucción.

Convocamos al encuentro de todas las fuerzas antisistémicas en México y en el mundo para acompañar la lucha de resistencia de nuestros compañeros de San Francisco Xochicuautla, rechazar las políticas de muerte del espurio gobierno de Peña Nieto, denunciar ante todos los foros que les sea posible la actuación ilegal de esta mafia antimexicana y promover campañas de boicot a los productos mexicanos asociados con la clase gobernante, como Grupo Bimbo, Cemex, Grupo ICA, Telmex, FEMSA, Grupo Higa, Grupo Televisa y otras, cuyo listado prepararemos y difundiremos posteriormente.

Solicitamos a los pueblos del mundo exigir a sus gobiernos que cesen de apoyar la campaña de exterminio en contra del pueblo de México. En particular, al pueblo alemán que cancele los convenios firmados en estos días por su gobierno con el genocida Peña Nieto. Muestren al mundo que los días del nazismo han quedado atrás.

Llamamos a todas las instituciones académicas del mundo a promover una boicot académico y científico contra el sistema mexicano.

Solicitamos también un boicot deportivo contra todo representativo profesional mexicano de cualquier deporte.

Pedimos a los pueblos el mundo rechazar la participación de artistas mexicanos comerciales en sus festivales y conciertos.

Advertimos a los inversionistas extranjeros que deseen aprovechar las “oportunidades” que les representan las mal llamadas reformas estructurales, que sus inversiones estarán bajo riesgo, pues en cuanto restituyamos el orden constitucional, revertiremos tales reformas.

La campaña de boicot ya mostró sus efectos positivos para terminar con un régimen de terror e injusticia en Sudáfrica y está generando resultados esperanzadores para debilitar al régimen terrorista sionista en Palestina. Consideramos que el boicot es una medida pacífica que habrá de generar resultados favorables al pueblo mexicano, sometido a una política oficial de aniquilamiento, desplazamiento forzado, exilio económico, reclutamiento obligado en la delincuencia organizada, prisión política, feminicidios, desapariciones forzadas y ecocidio.

El mexicano es un pueblo de vocación pacifista y solidaria. Hoy necesitamos de la solidaridad de los PUEBLOS del mundo para terminar con este régimen de terror y destrucción.

¡Muera el mal gobierno!
¡Patria y vida!

Mexicanos Unidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *